Recomendaciones para la limpieza después de una obra




La limpieza de final de obra consiste en la limpieza y desinfección en el momento de la finalización de una reforma o construcción de una edificación. En este momento se prepara el lugar para introducir el mobiliario y demás elementos.







Consejos para limpiar después de una reforma u obra


● Debemos de tener en cuenta que debido a el tipo de trabajo que se ha realizado en ese lugar es posible que existan olores fuertes como el de colas, pegamentos, yeso y demás.


● Se deberán de recoger todos los elementos que puedan resultar peligrosos, como los escombros, materiales sobrantes de la obra, herramientas y demás.


● Es necesario retirar toda la arena, polvo y tierra restante que se hayan quedado acumulados en las superficies o suelo . Es recomendable no mojar estas superficies para que no se queden más adheridos.


● Es recomendable utilizar paños para limpiar el polvo en los marcos, persianas y recovecos. Si utilizamos plumeros podríamos volver a levantar la suciedad, y acabaría depositada en otros lugares.


● Cuando vayamos a limpiar las estancias lo más recomendable es hacerlo desde la parte más interna de la misma, arrastrando la suciedad hacia el exterior de la estancia. Realizarlo de forma cuidadosa para no levantar más polvo. Es conveniente el uso de una aspiradora.


● Cuando el lugar esté muy saturado, es capital el uso de mascarillas y gafas de protección para garantizar nuestra protección personal.


● Cuando vayamos a limpiar la mejor opción suele ser limpiar con una aspiradora los lugares más altos y escondidos, para poco a poco ir bajando hasta limpiar el suelo.



● Probablemente sea necesario emplear varias pasadas, dejando tiempo entre unas y otras para que las superficies sequen adecuadamente.

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo